Acceso a los subdetalles de Ingredientes tecnológicos de los alimentos

Aromas alimentarios

 

Los aromas son sustancias que se añaden a los alimentos para darles olor o modificar el olor o sabor que tienen. Se usan normalmente durante la producción de alimentos porque los procesos utilizados suelen modificar sus características organolépticas.

Existen distintos tipos de aromas y se clasifican en función de su obtención (ej.: síntesis química, combustión de madera o fuentes naturales) y sus características (sustancias puras o preparados). Además existen ingredientes alimentarios que se utilizan como aromas cuando se venden al consumidor en alimentos compuestos (ej.: especias).

Todos los aromas que se usan en la Unión Europea deben haber sido evaluados (excepto los preparados obtenidos a partir de alimentos) y autorizados. Para ello deben haber demostrado que son seguros a las cantidades utilizadas y que no llevan a engaño al consumidor.

Los aromas deben figurar en la lista de ingredientes de los alimentos como “aromas” o con una denominación más específica. Además podrá utilizarse el término “natural” cuando se hayan obtenido en su totalidad a partir de fuentes naturales.

Más información sobre aromas alimentarios:

Preguntas y respuestas sobre aromas alimentarios

Legislación sobre aromas alimentarios

Guías específicas:

Guías nacionales:

Guía para la solicitud de aromas de la Comisión Europea

Bases de datos:

Información de la Comisión Europea