Aceites minerales

 

21/02/2019

Los aceites minerales son productos obtenidos de la destilación del petróleo y están compuestos mayoritariamente por hidrocarburos. Existen muchos usos comerciales de estos aceites minerales, como aditivos alimentarios, en medicina, productos fitosanitarios, piensos, lubricantes, materiales en contacto con los alimentos, tintas de impresión, pero también se pueden formar hidrocarburos de manera natural en organismos marinos, bacterias, hongos, plantas e insectos, y en el procesado de algunos alimentos, como tratamiento térmico, refinados de aceites, etc.

Como resultado, los alimentos pueden llegar a contener hidrocarburos, bien por vía directa a través de los materiales de embalaje, el uso de aditivos y coadyuvantes tecnológicos, lubricantes de la maquinaria empleada en el procesado etc., o bien procedente de la contaminación ambiental, y constituir una fuente de exposición para los consumidores.

Evaluación del riesgo:

En el 2012, el Panel de Contaminantes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), emitió una opinión científica evaluando el riesgo de los aceites minerales, en la que concluye que existe una posible preocupación sanitaria sobre estos compuestos y recomienda obtener más información, principalmente en lo que se refiere a métodos de análisis más específicos que permitan distinguir los distintos tipos de hidrocarburos, datos de presencia en alimentos y materiales en contacto con los alimentos y nuevos estudios toxicológicos.

Gestión del riesgo:

Habida cuenta de que los aceites minerales además de estar presentes en los alimentos derivados del proceso de fabricación pueden aparecer como consecuencia de la migración a partir de materiales en contacto con los alimentos, como los envases de papel y cartón, y que estos últimos contribuyen significativamente a la exposición total, se debe promover la vigilancia de estas sustancias e incluir los productos alimenticios preenvasados, el material de embalaje y la presencia de barreras funcionales, así como los equipos utilizados para el almacenamiento y la transformación.

Por todo ello, y para garantizar la fiabilidad de los datos analíticos obtenidos, se publicó la Recomendación (UE) 2017/84 de la Comisión, de 16 de enero de 2017, sobre la vigilancia de hidrocarburos de aceites minerales en alimentos y en materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos.

Para dar cumplimiento a lo establecido en esta Recomendación, se ha publicado en 2019 la guía de muestreo, análisis y presentación de resultados para hidrocarburos de aceites minerales (MOSH y MOAH) por la necesidad de armonizar la toma de muestras, el método analítico y la elaboración de informes en la detección de estas sustancias en los alimentos y materiales en contacto con alimentos en los distintos Estados miembros.

Más información