Para el consumidor/Para saber más sobre seguridad alimentaria

Celíacos

 

 Intolerancia al gluten

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

Sus síntomas más comunes son diarrea crónica y/o vómitos, anemia ferropénica, retraso del crecimiento, pérdida de apetito y de peso, distensión abdominal, alteración del carácter...

En los niños, la enfermedad celíaca suele aparecer poco tiempo después de incorporar los cereales a la alimentación. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden resultar atípicos o estar ausentes, dificultando su diagnóstico. La osteoporosis, la anemia, la infertilidad tanto masculina como femenina, los abortos de repetición, la enfermedad  tiroidea, la depresión, etc., se encuentran entre las formas atípicas de aparición de la patología.

La intolerancia al gluten, aunque no requiere tratamiento farmacológico ni de otro tipo, obliga a llevar una dieta exenta de gluten durante toda la vida, ya que de lo contrario pueden causar efectos adversos sobre la salud.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una fracción proteínica presente en el trigo (se incluyen todas las especies de Triticum tales como el trigo duro, la espelta y el kamut), el centeno, la cebada, la avena o sus variedades híbridas.

Alimentos apropiados para personas con intolerancia al gluten

  • Alimentos que de forma natural no contienen gluten como el arroz, las patatas, el maíz, las frutas, los vegetales además de las carnes y pescados no transformados.
  • Alimentos especialmente diseñados para satisfacer las necesidades particulares de este colectivo (alimentos dietéticos).
  • Alimentos de consumo ordinario cuando aseguren un contenido en gluten inferior a 20 mg/kg.

Debe examinarse cuidadosamente el etiquetado de los alimentos que se adquieren y consumen tanto si son alimentos de consumo ordinario, como en el caso de los especialmente procesados para satisfacer las necesidades especiales de este grupo de población.

Alimentos que deben evitarse

Se deben evitar alimentos como por ejemplo la harina, el pan, la pasta, galletas y pasteles que contengan los cereales indicados (trigo –se incluyen todas las especies de Triticum: trigo duro, espelta y kamut–, centeno, cebada, avena y sus variedades híbridas).

Algunas personas con intolerancia al gluten pueden incluir la avena en su dieta. La avena utilizada para elabora alimentos destinados a personas con intolerancia al gluten debe estar especialmente procesada y no contener más de 20 mg/ kg de gluten.

Muchos alimentos procesados pueden llevar también ingredientes derivados del trigo como por ejemplo algunas salsas y derivados cárnicos (hamburguesas, salchichas).

Se debe revisar siempre detenidamente la lista de ingredientes de los alimentos que se adquiere y consume.

Etiquetado

Las normas sobre etiquetado de alimentos en España y toda Europa obligan a indicar claramente en los alimentos envasados si contienen entre sus ingredientes cereales con gluten (trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas).

Actualización del protocolo para el diagnóstico precoz de la enfermedad celiaca 

Documento orientado a guiar las decisiones diagnósticas de profesionales de atención primaria y hospitalaria, así como las tomadas en el ámbito de la gestión sanitaria. El documento también está dirigido a las personas celíacas, sus familiares y cuidadores, asociaciones de pacientes y, en general, a cualquier persona interesada en el conocimiento de esta enfermedad.

También alojado en la página web de GuiaSalud en el apartado de otros productos basados en la evidencia (OPBE), disponible en el siguiente enlace. 

http://portal.guiasalud.es/web/guest/listado-opbe

Preguntas frecuentes

- ¿Hay financiación para los alimentos sin gluten, para celiacos?