Para el consumidor/Para saber más sobre seguridad alimentaria

Aditivos

 

¿Qué son los aditivos?

Los aditivos alimentarios son sustancias que no se consumen como alimentos, ni se usan como ingredientes, y cuya adición intencionada a los productos alimenticios tiene un propósito tecnológico en cualquiera de las fases de su elaboración. La adición de estas sustancias, tiene como resultado que el propio aditivo o sus subproductos se conviertan en un componente de dicho producto alimenticio.

¿Para qué se usan los aditivos?

Los aditivos alimentarios se diferencian de otros componentes de los alimentos en que se añaden voluntariamente, no pretenden enriquecer el alimento en nutrientes y, solamente, se utilizan para mejorar alguno de los aspectos del alimento, como son el tiempo de conservación, la mejora del sabor, del color, de la textura etc.

Por ejemplo, cuando se añade ácido ascórbico a un zumo de fruta por su función antioxidante, es decir, para mejorar su conservación, se contempla como aditivo y no como nutriente.

¿Es necesario el uso de aditivos?

Los aditivos, al igual que los aromas, los coadyuvantes tecnológicos y las enzimas son ingredientes tecnológicos,  sin cuya utilización no sería posible la comercialización de muchos de los alimentos que hoy en día están disponibles en el mercado.

Una de las condiciones para que se autorice el uso de un aditivo es que se pueda demostrar una necesidad tecnológica suficiente y que el objetivo que se busca no pueda alcanzarse por otros métodos económica y tecnológicamente utilizables.

¿Es seguro el uso de aditivos?

En España, al igual que en todos los países de la Unión Europea, para que un aditivo pueda ser utilizado en la elaboración de un producto alimenticio, debe haber sido autorizado mediante su inclusión en las listas positivas de aditivos.  

Para ser autorizados, los aditivos no deben representar ningún peligro para la salud del consumidor cuando se usan siguiendo las dosis propuestas. Deben haber sido evaluados toxicológicamente y sometidos a ensayos que demuestren su inocuidad.  

Si en función de la evolución de conocimientos científicos, surgiera alguna duda sobre la inocuidad de un aditivo y la seguridad de su empleo se procedería a la retirada de la autorización.

¿Cómo se nombra a los aditivos? ¿Qué es el número E?

Para facilitar su uso, etiquetado y reconocimiento internacional los aditivos se nombran mediante un código compuesto por una letra (que si son de la normativa europea es la letra "E") seguida de tres cifras; la cifra de las centenas hace referencia al tipo de aditivos, clasificados en los siguientes cuatro grupos:

  1. Colorantes.
  2. Conservantes.
  3. Antioxidantes.
  4. Estabilizantes.

Las otras cifras corresponden, además de al aditivo, a la familia y a la especie. Las demás categorías son solamente provisionales y tienden a modificarse frecuentemente.

El hecho de que un aditivo tenga asignado un número E da garantías de que el aditivo ha pasado controles de seguridad y que ha sido aprobado para su uso en la Unión Europea.

¿Cómo puedo saber si un alimento contiene aditivos?

La presencia de aditivos debe figurar en el etiquetado de los alimentos, bien por su nombre o bien por su número E.

De esta manera, el etiquetado proporciona información al consumidor que le va a permitir elegir o evitar consumir alimentos que contengan determinados aditivos.

Listas falsas de aditivos

Periódicamente circulan ciertas listas de aditivos alimentarios con la intención de prevenir sobre su uso para salvaguardar la salud.

Aunque se presentan como avaladas por profesionales y hospitales tanto españoles como europeos, el análisis del contenido de las mismas pone de manifiesto que su elaboración ha sido realizada por personas que carecen de todo conocimiento sobre el tema y que pueden estar motivados por otros intereses distintos al sanitario.

Ante la alarma social que estas listas pueden originar, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) se ha visto en varias ocasiones en la obligación de desautorizarlas, tanto en su origen como en su contenido.

La AECOSAN considera que no existe motivo de inquietud derivado del empleo de aditivos en la Industria Alimentaria española y es aconsejable que los consumidores no tengan en cuenta las informaciones sobre este tema que no estén avaladas por esta Agencia.

Preguntas frecuentes

Más información:

Cadena alimentaria. Aditivos

Legislación