Nutrición/Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas/Reducción de nutrientes seleccionados. Reformulación de productos

Reducción de nutrientes seleccionados. Reformulación de productos

 

Tras la adopción en el 2008 del Marco europeo para la reducción de sal en el seno del Grupo de Alto Nivel en Nutrición y Actividad Física de la Comisión Europea de la UE, en el  2011 se estableció el Marco Europeo para la reformulación de  distintos Nutrientes Seleccionados: grasas, grasas saturadas, grasas trans, azúcares añadidos y contenido energético. El desarrollo de este marco se inició en el 2012, en primer lugar con el  Anexo I que se centra en la reducción de las grasas saturadas y en 2015, completa el marco del 2011, con el Anexo II referente a azúcares añadidos.

La Estrategia NAOS de la AECOSAN, que forma parte de ese Grupo de Alto Nivel, ha establecido entre sus líneas prioritarias de acción el impulso a la reformulación con la reducción de esos nutrientes seleccionados para alcanzar paulatinamente una mayor oferta de productos reformulados y que el consumo de sal, grasas y azúcares añadidos,  sea razonable y compatible con una mejora de la salud de la población.

Para ello, se establecen acuerdos o convenios voluntarios de reformulación con los diferentes sectores implicados en la alimentación (fabricación, distribución, restauración..) para conseguir cambios en la composición de  algunos  de los alimentos y bebidas del mercado nacional.

Desde la AECOSAN se realizan  estudios específicos sobre el contenido de sal, grasas, o  azúcares presentes fundamentalmente en los alimentos y bebidas más consumidos por la población, y posteriormente con los sectores se establecen objetivos de reducción y reformulación mediante  diferentes opciones (comparación entre los  alimentos o bebidas de un mismo grupo, el “mejor en clase” o “the best in class, reducción de raciones, etc.). Posteriormente hay un seguimiento de las acciones realizadas mediante unos nuevos estudios equivalentes que permitan comprobar y comparar los  cambios según lo acordado y con los objetivos establecidos.

Reducción de sal y grasa


Reducción de grasas trans


Reducción de azúcares añadidos y calorías