Bisfenol A

 

Fecha:27 de enero de 2015

¿Qué es el bisfenol A y dónde se encuentra?

El bisfenol A (BPA) es un producto químico que se utiliza desde hace muchos años como componente para la fabricación de policarbonato y resinas epoxi-fenólicas. Esta sustancia está autorizada actualmente para la fabricación de materiales plásticos mediante el Reglamento (UE) 10/2011 de la Comisión, de 14 de enero de 2011, sobre materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos.

El policarbonato es un tipo de plástico rígido transparente que se usa tanto para hacer envases de alimentos como otros muchos objetos no relacionados con la alimentación con los que día a día estamos en contacto, como pueden ser los recibos de caja registradora fabricados en papel térmico, CDs o DVDs, juguetes, cosméticos, etc.

Por su parte, las resinas epoxi-fenólicas se utilizan en recubrimientos y revestimientos de conservas y depósitos de alimentos y bebidas.

¿Cuáles son los efectos tóxicos del bisfenol A?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha hecho una reevaluación completa del riesgo de bisfenol A, publicada el 21 de enero de 2015, incluyendo toda la investigación realizada sobre esta sustancia desde la anterior evaluación del año 2006.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha concluido que el bisfenol A, a dosis altas (más de 100 veces la ingesta diaria tolerable), puede probablemente causar efectos adversos en el riñón y el hígado así como efectos en las glándulas mamarias de los roedores, sin embargo, el mecanismo de acción que relaciona la exposición y estos efectos no está claro.

Eso sí, EFSA ha concluido que no es probable que el bisfenol A pueda tener efectos en el sistema reproductivo, nervioso, inmunológico, metabólico y cardiovascular ni en el desarrollo de cáncer, aunque tampoco lo puede descartar.

¿Qué es la Ingesta Diaria Tolerable y cuál es la calculada para el bisfenol A?

La ingesta diaria tolerable (IDT o TDI en sus siglas en inglés) es la cantidad estimada de una sustancia química que puede ser ingerida diariamente durante la vida sin presentar un riesgo importante para la salud. Se expresa generalmente en miligramos o microgramos (de la sustancia) por kilogramo de peso corporal y por día, ya que se trata de exposiciones repetidas en el tiempo.

EL análisis de los estudios presentados a EFSA para la evaluación del riesgo, ha dado como resultado la modificación de la ingesta diaria tolerable de bisfenol A en los alimentos, pasando de 50 microgramos por kilogramo de peso corporal y día a 4 µg/kg pc/día. Para el cálculo del nuevo valor de la TDI se han tenido en cuenta las incertidumbres que rodean a los efectos potenciales para la salud del bisfenol A.

Esta TDI es temporal (t-TDI) a la espera de los resultados de un estudio llevado a cabo por el Programa Nacional de Toxicología de EEUU, que se espera que resuelva todas las incertidumbres de la evaluación de EFSA.

Como consumidor, ¿cómo de expuesto estoy al bisfenol A en mi día a día?

Por los datos sobre los que ha trabajado EFSA para elaborar su opinión, sabemos que la exposición a través de la dieta, que es la principal fuente de exposición del consumidor a bisfenol A en todos los grupos de la población y rangos de edad, supone el 78-99% del global. Detrás vendrían el papel térmico, con el 7-15% en todos los grupos de población de más de 3 años de edad, y el polvo, con el 2,1% en niños menores de 3 años. La suma de la exposición calculada es de 4 a 15 veces menor que la estimada previamente en 2006.

Esta diferencia es debida a que EFSA ha refinado los cálculos en cuanto a las diferentes fuentes de exposición. Es decir, se han concretado las fuentes de exposición.

La exposición alimentaria al bisfenol A es mayor entre los bebés y niños pequeños (grupo de 0 a 3 años). Esto es debido a la relación desigual que existe entre peso corporal y consumo de alimentos, es decir, esta franja de edad consume una mayor cantidad de alimentos en relación a su peso corporal. Sin embargo, si bien esto pudiera parecer un claro ejemplo de una elevada exposición, el estudio ha puesto de manifiesto que la exposición alimentaria a los lactantes alimentados con biberón se encuentra muy por debajo de la ingesta máxima tolerable para las estimaciones más desfavorables.

Debemos recordar que desde el día 1 de junio de 2011, está prohibida la comercialización e importación de biberones de policarbonato para lactantes que contengan bisfenol A.

Teniendo en cuenta todos estos datos, ¿Son seguros entonces los materiales con bisfenol A?

La conclusión general que EFSA extrae en su opinión de 2015 sobre bisfenol A es que no plantea ningún riesgo para la salud humana ya que los niveles actuales de exposición calculados están muy por debajo (de 3 a 5 veces) a la ingesta diaria tolerable de 4 µg/kg de peso corporal/día para todos los grupos de edad y poblaciones sensibles, como embarazadas y ancianos.

Además, los expertos de la EFSA han llegado a la conclusión de que la preocupación por la salud de la exposición conjunta al bisfenol A de productos alimenticios, juguetes, polvo, cosméticos y papel térmico es también inferior a la ingesta diaria tolerable.

Finalmente para encontrar más información o información más extensa sobre el bisfenol A, estudios y opiniones científicas, se puede consultar la página web de EFSA.

Ver todos los temas de interés